Hogares pobres

Mujeres pobres sufren el doble de la inactividad laboral

La Asignación Universal por Hijo no estaría teniendo impactos importantes sobre la decisión de trabajar de las madres. Se trata de una de las principales debilidades de este programa social ya que al no estimular el acceso a un empleo se reducen las posibilidades de superar la pobreza. El progreso social y la equidad de género requieren que las mujeres pobres salgan de la “trampa de inactividad”. Para ello es necesario un profundo replanteo de las políticas educativas y de cuidados infantiles.

Cayó la participación laboral femenina en los hogares pobres

La base del progreso social es el trabajo productivo. Especialmente importante para erradicar la pobreza es promover el trabajo femenino ya que permite contar con más fuentes de ingresos dentro del hogar. Países vecinos aprovecharon la bonanza para mejorar este aspecto del mercado de trabajo. En la Argentina, por el contrario, la actividad laboral de las mujeres que integran las familias más pobres cayó de manera abrupta. La reversión de este proceso exigirá profesionalismo para mejorar las instituciones educativas, laborales y asistenciales.

Desarrollado por dotPlan