Informe Nº: 21/11/2011

2 de cada 3 jóvenes que ni trabajan, ni estudian, ni buscan trabajo no finalizó el secundario

En el marco de la Jornada sobre Transición escuela, trabajo y desempleo juvenil organizada por el Consejo para la Planificación Estratégica de la Provincia de Córdoba y el Programa de Naciones Unidas AR/09/10, IDESA presentó el informe “Situación de los Jóvenes en el mundo del trabajo. Sus causas y consecuencias”.   • En el marco […]

 

• En el marco de la Jornada sobre Transición escuela, trabajo y desempleo juvenil organizada por el Consejo para la Planificación Estratégica de la Provincia de Córdoba y el Programa de Naciones Unidas AR/09/10, IDESA presentó el informe “Situación de los Jóvenes en el mundo del trabajo. Sus causas y consecuencias”.
 
• La disertación estuvo a cargo de la Licenciada en Economía e investigadora de IDESA, Bianca Andreini, quien exhibió datos concretos sobre este tema en lo que respecta a la Provincia de Córdoba. Entre otros, Andreini destacó que: “La tasa de desempleo de los jóvenes en Córdoba es en promedio tres veces superior a la de los adultos. Actualmente se ubica en un 16%. El desempleo afecta desproporcionadamente a los jóvenes con menor nivel de educación”.
 
• Asimismo, la economista indicó que además de los jóvenes desempleados, existe otro grupo de riesgo, los jóvenes que no estudian, ni trabajan. Se trata de la población con mayor riesgo que alcanza el 20% del total de jóvenes. Este último grupo es, a priori, el que presenta mayores posibilidades de caer en la exclusión, con ello, en la delincuencia, drogadicción u otros riesgos sociales.
 
• “Lo que resulta altamente preocupante es que 2 de cada 3 jóvenes que no trabajan, ni estudian, ni buscan trabajo no finalizó el secundario. Estos jóvenes no alcanzaron a completar la formación básica obligatoria lo cual tiene una repercusión directa en sus posibilidades de inserción laboral. Actualmente la educación secundaria completa es un requisito esencial en la mayoría de los puestos de trabajo ofrecidos”, agregó la investigadora. 
 
• A modo de conclusión IDESA calificó la realidad de los jóvenes como “preocupante” atribuyéndole a la escuela un rol preponderante para su inserción laboral. “A los dilemas o conflictos propios de la edad se le suman un cúmulo de presiones y dificultades externas que coartan su desarrollo y condicionan su futuro. Los jóvenes, y en especial los adolescentes, se encuentran en una etapa de formación de su identidad y de definición de su camino hacia la autonomía. En este proceso muchas veces inician su desarrollo en un entorno familiar desfavorable signado por la pobreza, la violencia familiar, problemas como el alcoholismo o abuso sexual, el trabajo infantil y otros factores que vulneran los derechos del niño y el adolescente. La escuela aparece en la vida del niño y el joven como una segunda familia. En la escuela el joven genera relaciones con sus pares y con las autoridades y desarrolla su formación educativa incorporando saberes y valores”, destacó Andreini quien agregó: “La formación educativa adquirida marcará su inserción laboral y su trayectoria hacia un empleo decente. Asimismo, las problemáticas sociales como la drogadicción, la violencia juvenil y el embarazo prematuro los exponen a la vulnerabilidad y marginalidad social y son causa y consecuencia de la falta de escolaridad y el desempleo”. 
 
• Para IDESA, el éxito de un joven en desarrollar un itinerario de vida que le garantice un trabajo decente y lo aleje de la pobreza y los flagelos sociales depende en gran parte de la función educadora y contenedora de la escuela. Al respecto, frente a las altas tasas de desempleo juvenil, la deserción escolar y el gran porcentaje de jóvenes que no estudia ni trabaja es necesario tomar medidas de política activas e integrales que les generen expectativas de un futuro más promisorio y les provean opciones o itinerarios de vida y trayectorias laborales dignas. La contención por parte de la escuela a lo largo de los años de estudio del joven y la articulación entre la educación y el mercado laboral en la fase final del nivel medio garantizarían un mayor nivel educativo, mayor productividad en el empleo, mayor nivel de producto bruto geográfico y mayor equidad. 
Compartir

Relevancia en formulación, implementación y gestión de reformas en
diferentes áreas sociales desde 2004.
Enterate qué otras cosas hacemos en IDESA.